Ibuprofeno y lactancia: ¿Puedes tomarlo mientras das el pecho?

El Ibuprofeno es un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE) normalmente utilizado para aliviar el dolor y reducir la inflamación. No obstante, cuando una madre lactante se enfrenta a la necesidad de tomar medicamentos, surge la pregunta sobre su seguridad para el bebé. Bueno, pues sí es seguro el Ibuprofeno en la lactancia

En realidad, esta es una verdad que se da en la mayoría de los casos, por lo que vamos a explicarlo. Además, te daremos las precauciones que debes tomar para que no comprometa tu salud o la de tu bebé. No olvides que todos estos temas podrás conocerlos en detalle en nuestro curso de lactancia materna online

¿Qué es el Ibuprofeno?

El ibuprofeno es un medicamento clasificado como antiinflamatorio, que actúa bloqueando sustancias en el cuerpo que causan inflamación. Ampliamente utilizado para aliviar el dolor y reducir la fiebre, es accesible en muchas formas, desde tabletas hasta jarabes. 

Así como otros consejos lactancia materna, es crucial comprender cómo afecta el Ibuprofeno en la lactancia antes de evaluar su seguridad.

Para empezar, actúa inhibiendo enzimas específicas, conocidas como COX-1 y COX-2. Estas son responsables de la producción de sustancias químicas llamadas prostaglandinas, que desencadenan inflamación y dolor. Al bloquearlas, el medicamento ayuda a reducir la respuesta inflamatoria del cuerpo, proporcionando alivio temporal de síntomas como dolor y fiebre.

¿Cómo se metaboliza el ibuprofeno en el organismo materno?

Después de la ingesta, el cuerpo descompone el Ibuprofeno en el hígado a través de un proceso llamado oxidación. El resultado de esta oxidación produce metabolitos, algunos de los cuales son activos y otros inactivos. Durante la lactancia, estos metabolitos pueden pasar a la leche materna en cantidades mínimas

No olvides que, en varios casos (como la lactancia materna tras una cesárea), es importante saber cuáles son los efectos de estos medicamentos. De hecho, también es importante saber qué no comer en la lactancia para evitar cólicos, y así disminuir el uso de fármacos lo más posible.

Seguridad del ibuprofeno durante la lactancia: ¿Qué dicen los estudios científicos?

Las investigaciones recientes han demostrado que el ibuprofeno se metaboliza en el cuerpo materno y se excreta en la leche materna en cantidades mínimas. De hecho, las concentraciones del medicamento en la leche materna son relativamente bajas, alcanzando sólo alrededor del 1% del peso corporal materno

Además, la administración de dosis terapéuticas recomendadas a madres lactantes no ha mostrado efectos adversos significativos en los bebés. Generalmente, la cantidad de medicamento absorbida por el lactante a través de la leche se considera insignificante. Así que si ves que el bebé llora cuando mama, no le eches la culpa al medicamento en primera instancia.  

Sin embargo, es esencial tener en cuenta que la seguridad puede variar según la dosis y la duración del tratamiento.

Dosificación y administración segura 

Las dosis recomendadas de Ibuprofeno en la lactancia suelen situarse entre 200 y 400 miligramos, tomadas cada 4 a 6 horas según sea necesario para aliviar el dolor o la inflamación. Sin embargo, estas dosis deben ajustarse individualmente basándose en la respuesta de la madre y las necesidades específicas de cada situación.

Además, se aconseja limitar el uso a corto plazo y utilizar la dosis mínima eficaz para reducir cualquier posible riesgo. Ante cualquier duda sobre la dosificación o la administración, es fundamental buscar orientación profesional para una evaluación precisa y una atención personalizada.

Impacto del Ibuprofeno en la producción de leche materna

En dosis terapéuticas habituales, el Ibuprofeno no parece tener un efecto significativo en la cantidad de leche producida por las madres lactantes. Las concentraciones plasmáticas nO muestran una correlación clara con la producción de leche. Tampoco se observa una disminución significativa en la cantidad de leche materna en mujeres que toman dosis habituales.

Es fundamental monitorizar la producción de leche mientras se toma el medicamento y prestar atención a cualquier cambio significativo. En caso de que se observe una disminución sustancial, se debe buscar orientación médica para evaluar la situación y ajustar el enfoque según sea necesario.

Como puedes ver, la relación entre el Ibuprofeno y la lactancia es un tema que requiere consultar con profesionales de la salud. Aunque la mayoría de los estudios indican que es generalmente seguro en pequeñas cantidades durante la lactancia, cada caso es único y la opinión de un profesional es lo más recomendable.

Si quieres saber más de estos temas ¡No puedes perderte nuestro curso de Lactancia Materna Online!

Nuestra preparación no solo te dará información detallada sobre el uso seguro de medicamentos durante la lactancia. También te ofrecemos consejos prácticos para una lactancia saludable y exitosa. No olvides que la información es clave para disfrutar plenamente de la experiencia de la lactancia materna y darle lo mejor a tu bebé. ¡Contáctanos para una mejor información!.

 

Related Articles

¿Qué es la crisis de lactancia a los 3 meses? Todo lo que necesitas saber en España

Es normal que el bebé demande más pecho y tenga cambios en su comportamiento durante esta etapa. La glándula mamaria responde produciendo más leche a medida que el bebé succiona. La duración de la crisis puede variar, pero no hay motivo de preocupación si el bebé sigue ganando peso adecuadamente. En este artículo del blog de Paternidad Proactiva te traemos algunos consejos clave.